Actividades extraescolares de robótica

Actividades extraescolares de robótica y cómo impactan en los niños

Actividades extraescolares de robótica vs juguetes didácticos

Las extraescolares tecnológicas han revolucionado el mundo de la enseñanza. El surgimiento de diferentes disciplinas ha permitido que miles de niños accedan a nuevas asignaturas que aumentan sus habilidades y oportunidades de futuro. Una de ellas son las actividades extraescolares de robótica. ¿La conoces? ¡Seguro que sí! Aquí en La Roboteca hemos hablado de todas sus posibilidades en varias ocasiones.

Sin embargo, con el paso del tiempo, muchas personas han comenzado a confundir a la robótica con los juguetes didácticos. Entre ambas existen poderosas diferencias que todos los padres deberían saber. Resulta fundamental saber distinguir qué hace a los robots tan diferentes a los juguetes didácticos y toda la metodología que se esconden en las actividades extraescolares de robótica.

Debido a ello, aquí en La Roboteca nos dimos a la tarea de buscar la mejor manera de explicar esta temática para nuestros lectores. Por eso, en esta oportunidad, te ayudaremos a entender un poco más de estas diferencias y seguiremos ampliando el extenso mundo de posibilidades que ofrecen las actividades extraescolares de robótica para niños y niñas de todas las edades.

¿Estás preparado para acompañarnos una vez más? ¡Entonces sigue con nosotros! Obtén la mejor información y las grandes opciones para la formación de los peques de la casa.

Actividades extraescolares de robótica vs juguetes didácticos, conoce sus diferencias

¿Qué son los juguetes didácticos?

En otras oportunidades, aquí en La Roboteca hemos explicado el proceso de gamificación de las aulas extraescolares. Este procedimiento ha implicado el uso de elementos lúdicos y didácticos para hacer de la enseñanza algo más que retención de conocimientos. Debido a esto, en la construcción de entornos dinámicos y concentrados en atraer el interés de los niños, han surgido una gran variedad de juguetes didácticos.

¿Qué son exactamente los juguetes didácticos? Generalmente, responden a un tipo de producto de categoría que se utiliza para la enseñanza. En la última década ha ido adquiriendo gran popularidad por sus grandes beneficios en la educación y la manera tan sencilla que tiene para capturar la atención de los niños.

Por lo general, su orientación pedagógica implica el trabajo individual de los niños para el desarrollo de los saberes y el conocimiento. Cada juguete didáctico permite les permite interactuar con diferentes asignaturas y procesos de aprendizaje para potenciar su educación escolar.

Sin embargo, el fin de este tipo de juguetes es brindar soporte y dinamismo a las aulas escolares. Su función es enteramente auxiliar y gracias a la orientación de docentes capacitados, los niños encuentran un gran aliado para potenciar sus conocimientos.

¿Qué es la robótica y cuáles son sus herramientas?

La robótica es una disciplina revolucionaria que ha reformulado la educación moderna. Consiste en el diseño, programación y construcción de diferentes componentes y robots funcionales. Puede que parezca algo extraordinario, pero es mucho más sencillo de lo que parece, especialmente para los niños que se suscriben en extraescolares tecnológicas desde edades tempranas.

Asimismo, la robótica le ofrece múltiples herramientas formativas a los niños. A través de ellas, los estudiantes adquieren competencias para el desarrollo de su futuro, tales como el razonamiento lógico, la creatividad y la resolución de problemas. Pero no termina allí, este tipo de extraescolares les permite disfrutar de una experiencia educativa en primera persona que se fundamenta en la creación de proyectos colaborativos y cuenta con una metodología poderosa.

¿Qué diferencia a los robots de los juguetes didácticos?

La principal diferencia radica en la metodología y el fin que persigue uno y otros. Mientras en los juguetes didácticos el enfoque es de acompañamiento y generalmente invita a los niños a trabajar de forma individual, la robótica es todo lo contrario. Su forma de trabajar la educación radica alrededor de bases concretas que involucra la participación colectiva, el sistemático creativo fuera de moldes establecidos y un ejercicio continuado para resolver situaciones concretas.

Para explicarlo de una mejor manera, su enfoque se puede dividir en tres categorías concretas:

1. El trabajo colaborativo

Los estudiantes que participan en actividades extraescolares de robótica fortalecen uno de los factores claves de esta metodología: el trabajo colaborativo. Gracias a la robótica, las aulas escolares se convierten en grandes centros de conocimiento y proyectos conjuntos que mejoran las relaciones interpersonales y los objetivos en equipo. A través de esta metodología, niños y niñas enriquecen su experiencia educativa y construyen el conocimiento desde la suma de criterios y saberes del entorno.

Esto resulta especialmente importante cuando se considera el tipo de proyectos de la robótica. Construir, programar y diseñar diferentes mecanismos es una labor que requiere de la participación activa de un equipo. Gracias a esta dinámica, los estudiantes aprendan rápidamente la manera correcta de coordinar y participar en colaboración y mejoran un gran número de habilidades.

Redescubre los juguetes didácticos y sus diferencias con las Actividades extraescolares de robótica

2. El uso sistemático de la lógica y la creatividad

La robótica implica la constante formulación de problemas para darle solución de maneras creativas. Para lograrlo, los estudiantes deben combinar un razonamiento lógico que les permita estructurar las necesidades que le plantea el proyecto y combinarla con una gran pasión e imaginación. Todos estos elementos fortalecen su manera de enfrentarse no solo al conocimiento, sino a la ejecución de los retos en clases.

Así, los estudiantes logran crear ideas claras y creativas que resuelvan grandes problemáticas de una forma precisa y en el menor tiempo posible. Esto es algo que supone una enorme diferencia con los juguetes didácticos, puesto que estos se caracterizan por tener un patrón de soluciones fijo. En cambio, la robótica tiene múltiples respuestas y se pueden obtener resultados desde el razonamiento y la imaginación.

3. El aprendizaje es vivencial

Mientras que los juguetes didácticos suponen escenarios versionados que emulan los ambientes que se necesitan educar, la robótica trae el ambiente a la realidad. Los niños que participan en este tipo de extraescolares manipulan una situación real y se ocupan de ella en primera persona.

Así, los grupos encuentran una gran oportunidad para poner en práctica sus conocimientos teóricos en un entorno controlado, pero real. De esta manera, los estudiantes interactúan con todas las etapas de la robótica, desde la programación y el ensamblaje hasta el diseño. Manipulan los procesos, los construyen con sus manos y edifican cada acción según sus objetivos e imaginación. Gracias a ello, la formación es más completa y eficiente, generando una gran oportunidad para su desarrollo académico.

¡Es momento de sumar a los peques a la robótica!

Ahora que ya conoce las diferencias entre los juguetes didácticos y la robótica, ha llegado el momento de que sus hijos vivan la experiencia. Aquí en La Roboteca contamos con un extenso catálogo de oportunidades para que los peques de la casa descubran todo su potencial en el mejor entorno. Somos una excelente opción a la hora de crear entornos amigables y actividades extraescolares de robótica y muchas otras áreas.

Permítanos ayudarle, visite nuestras ofertas y pronto sus hijos serán parte de la experiencia Roboteca. ¡Contáctenos, estamos para servirle!

Extraescolares en colegios:

Campamentos Tecnológicos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.